¡Anunciá en Tuloescribes!      contacto Contacto      regístrate Registrate       iniciar sesión Iniciar sesión
Usuario:
Contraseña:
 
 Recordarme
 Olvidaste tu contraseña?
 Registrate >>

                    . : Comunidad de Literatura : .



por: autor palabra
Jueves 18 de Enero de 2018

Destino

Usuario:
Contraseña:
 
 Recordarme
 Olvidaste tu contraseña?
 Registrate >>
Categoría: Cuentos | Fecha: 30/09/2010
Facebook
Bajar escrito en PDF    
Enviar por e-mail    
Imprimir escrito    
Agregar a Mi Biblioteca    


Yo escuche este anécdota de la boca de un hombre que estaba en el bar donde yo frecuentaba ir, me dijo que me contaría una bella historia si le pagaba un vaso whiskey, después de pensarlo un rato pensarlo le pague la copa y entono esta historia que les voy a contar a continuación.
El relato transcurre en la cuidad de Haven en el estado de Maine Estados Unidos.
Sonó el despertador como siempre a las 7:00 AM el hombre lo apago y sigo durmiendo la media hora que le faltaba. Se levanto como siempre a las 7:30 AM y decido que ahora lo iba programar bien el despertador, a las 7:30 AM como debía ser y no a las 7:00 AM, fue hasta el baño para bañarse, cuando salio de bañarse se cepillo los dientes y se peino. El hombre era alto, de ojos negros como la noche, el color de pelo era negro como sus ojos y lo tenia tan largo como en el trabajo se lo permitían, salio del baño y se dirigió hacia la cocina dispuesto hacerse su café matutino, mientras se preparaba el café fue a ver a su mujer que todavía dormía así que volvió a seguir haciéndose su café, cuando termino de hacerlo agarro dos rodajas de panes viejos y se los tostó, cuando era hora de irse de camino al trabajo fue hasta la habitación donde siendo las 8:00 AM su mujer dormía tranquilamente, se acerco hasta ella y le dio un beso en la mejilla y se fue hacia el trabajo. Cuando estaba un par de cuadras del lugar donde trabajaba de vendedor de computadoras portátiles recibió una llamada del hospital.
­ Señor, usted es el esposo de Ana.- pregunto la voz de una mujer.-
­ Si, ¿quien habla?- Pregunto el con un leve tono de sorpresa.-
­ Lo llamamos del hospital.- Contesto la mujer una nota de preocupación.- Es para informarle que su esposa fue internada de urgencia a las 8:15 AM, ella pido que se lo avisara.
­ ¿Cómo que mi Ana esta internada?- Exclamo él.- ¿Qué le paso? ¿Por qué esta internada?
­ No sabemos.- Fue lo único que dijo la recepcionista del hospital.- Lo mejor seria que venga cuanto antes al hospital.
­ Si, ya voy para allá.-Fue todo lo que el hombre pudo decir.-
Llamo a la tienda donde trabajaba y les pido si podía tener el día libre, les explico que la esposa estaba internada en el hospital, que si lo deseaban podían llamar al hospital para constatar que Ana estaba allí. A las 8:30 AM ya estaba en el hospital junto a su esposa y el doctor.
­ Doctor, ¿Qué tiene mi esposa?-pregunto desesperado él-
­ Digamos que todavía estamos haciendo los estudios preliminares, estos son los que nos muestran a ver si entre las hormonas del cuerpo alguna esta mal entonces después hacemos mas estudios sobre las que tienen anomalías.-respondió el doctor-
­ Pero no me da alguna especulación sobre mi esposa- indago él-
­ No puedo- dijo el doctor y se retiro-
El hombre se quedo junto a las esposa mirando revistas de años atrás mientras esperaba que la esposa se despertara después de leer todas las revistas que estaban en la habitación salio de ella para tomar un poco de aire fresco, en el camino se encontró al doctor y volvieron a hablar.
­ ¬Doctor, ¿Ya sabe lo que tiene mi esposa?-Le pregunto al doctor con una leve nota de consternación en su voz.- Dígame que sabe y voy a ser el hombre mas feliz del mundo.
­ Lamento informarle que todavía no sabemos nada.- Contesto el doctor con una voz que parecía hielo.- Pero por lo que estamos viendo su esposa esta sana.
­ ¿Cómo que sana?- Dijo indignado el hombre.-
­ Si, sana, no hemos encontrado nada todavía.- Le explico el doctor.-
­ Si esta sana ¡¿Porque tiene que estar en terapia intensiva y no puede estar en su casa como debería ser?!- Grito él.-
­ Señor, no grite, estamos en un hospital.- Dijo el Doctor con su voz de hielo.- No sabemos porque todavía.
­ Perdón por gritar.- Se disculpo el hombre.- Hágame saber cualquier avance.-
­ Será el primero en enterarse.- Dijo el doctor mientras se daba media vuelta y se retiraba.-
Él completamente consternado fue hasta un kiosco que había a dos cuadras del hospital para comprar un atado de cigarrillos, cuando los compro saco uno del paquete, lo prendió y recordó sus años de juventud mientras fumaba, también recordó cuando se había quebrado el brazo derecho y así aprendió a escribir y hacer toda clase de tareas con el brazo izquierdo. Empezó a caminar hacia el hospital cuando rompió a llorar, pensaba en Ana internada en hospital y el sin poder hacer nada, llego a pensar que le vendería su alma al diablo para que Ana se recupere. Después de llegar y meterse en uno de los baños para lavarse la cara, luego fue hasta el cuarto de Ana y espero media hora hasta que despertó.
­ Amor, ¿Estas bien?-pregunto él-
­ Si, ahora estoy mejor, ¿Qué es lo que tengo?-pregunto la esposa-
­ Todavía no me lo dijeron, Ana.- respondió él- Descansa que te pondrás mejor
­ Bueno, si ya empezaba a tener sueño otra vez- dijo Ana-
El hombre salio otra vez del hospital, le ponía de mal humor estar en hospital sin que le digan que tenia Ana, después de pensar un rato decidió que tenía que llamar a la obra social, volvió hasta el kiosco donde había comprado los cigarrillos para pedir una cabina de teléfono.
­ Hola, ¿En que lo puedo ayudar?-Pregunto la mujer de la obra social.-
­ Hola, llamo para avisar que mi mujer esta internada en el hospital.- Dijo él.- Quería saber si mi obra social va a cubrir los gastos del hospital.
­ ¿Me podría decir el nombre y numero de beneficiario?- Inquirió la mujer con tono de aburrida.-
­ El nombre es: Ana Blair y numero de beneficiario es : 56-0-489569-15.- Informo el hombre.-
­ Bueno estoy verificando la información y me aparece que la señorita Blair no esta asegurada en caso de internaciones.- Explico la mujer con un tono mas bien de una persona cansada de las mismas preguntas que de una persona preocupada por la salud de otra.-
­ ¿Como que no esta asegurada?- Exclamo él.- Yo personalmente elegí las obra sociales.
­ Bueno, en la computadora me aparece eso.- Dijo cortantemente la mujer de la obra social.- Si quiere le puedo vender el paquete Plus, este paquete contiene desde una simple consulta con el odontólogo hasta un trasplante de corazón, en el caso que lo necesité, todo cubierto, cero gastos a una cómoda cuenta de $100 por mes.-
­ Una pregunta, ¿Ese paquete Plus asegurará a mi esposa hoy?- Pregunto irritado el hombre.-
­ Bueno, supuestamente no, pero si hace un giro a mi cuenta bancaria por $1000, pondré que su esposa ya tenia este paquete desde hace tiempo.- Dijo sin inmutarse la mujer.-
­ Eso es un abuso.- Exclamo completamente irritado él.-
­ Bueno, si quiere no lo haga.- Susurro Fríamente la mujer del otro lado del teléfono.- Es su decisión, así es la vida, para ganar muchas veces hay que perder.-
­ Bueno lo haré, déme su cuenta bancaria.- Respondió él completamente vencido por la avaricia de la gente.-
­ Mi Cuenta es 7826-9587-12.- Contesto la mujer completamente feliz por tener $1000 antes de fin de mes.-
­ Bueno, para mañana a la mañana tendrá sus $1000 depositados.- Dijo él.-
­ Bueno, muchas gracias, ya estoy modificando los datos de la cuenta de la señorita Blair.- Dijo ella con aire triunfal.- Es un placer hacer negocios con usted señor.-
­ Si si, lo que usted diga. Todo por mi esposa.- Dijo él y colgó el teléfono.-
Volvió consternado al hospital esperando al menos buenas noticias, allí se encontró con el doctor y hablaron.
­ Bueno doctor ¿Sabe lo que tiene mi esposa?- pregunto él-
­ Hemos hechos estudios de todo y su esposa no esta enferma, no tiene nada, ya se pueden ir.- respondió el medico-
­ Gracias doctor, cuando se despierte mi mujer nos vamos.- dijo él-
La esposa tardo en despertase mas o menos tres horas, en ese tiempo se fumo otros tres cigarrillos, cuando despertó a Ana todavía se sentía mal y le dolía la cabeza, el esposo le dijo que los médicos no habían encontrado nada en ella y que era hora de irse, así emprendieron el regreso a la casa, cuando llegaron se pusieron hablar.
­ ¿No te dijeron que era lo que tenia? Amor- Pregunto Ana.-
­ Según los médicos estas sana, no tenes nada. - pregunto él esposo.- ¿Qué estabas haciendo antes de que te tuvieran que internar?
­ Lo mismo de siempre, ordenar la casa, lavar los platos, lavar ropa y colgarla, lo mismo de todos los días.- explico ella.-
­ ¿No hiciste nada anormal fuera de lo común?- Volvió a preguntar él.-
­ No, ya te dije que no.- Explico algo ofendida.-
El esposo todavía con la duda empezó a revisar la casa, empezó por el garaje, busco también por su cuarto, todavía faltaba hacer la cama así que pensó que no había llegado hacerla, también reviso la cocina y el baño pero no encontró nada raro, cuando termino de hacer la búsqueda por la casa ya se habían echo las 4:00 PM, Ana hacia dos horas que había salido del hospital. Busco a Ana que se encontraba recostada en uno de los sillones del living, Ana lo miro, en sus ojos había algo que el no lograba distinguir, no sabia si era miedo, tristeza o algo mas, entonces Ana dijo.
­ Amor, estoy sintiendo mal otra vez, ¿Me podes llevar al hospital otra vez?- Inquirió Ana.-
­ ¿Qué es lo que te pasa?-Pregunto él preocupado por la salud de su esposa.-
­ Me duele pecho, sobre todo la parte izquierda del tórax además que se me durmió el brazo izquierdo.- Dijo ella.-
­ Si, subí al auto que te llevo al hospital.- Respondió él.-
Salieron de la casa, él conducía a mas o menos 70 Km. /h, a esa velocidad llegar al hospital tardarían mas o menos unos 45 minutos, mientras el conducía los dolores de Ana se fueron agravando, cuando estaban dos cuadras del hospital la esposa sufre un paro cardiaco y no llegan a salvarla en sala de emergencias, el hombre consternado le pregunta al medico al final que tenia la mujer.
­ Doctor, ¿Qué es lo que tenia mi esposa? ¿Por qué se murió de un paro cardiaco?- Pregunto él hombre con lagrimas en los ojos.-
­ Mire, su mujer estaba completamente sana, no tenia ninguna deformidad en el corazón ni colesterol alto ni nada que pudiera acarrear el paro cardiaco.- Explico el doctor.-
­ Pero ¿Entonces porque se murió?- Repregunto él hombre
­ No sabría explicarle, pareciera que en su destino esta escrito el de morir joven y sin cuasa probable .- Explico el medico.-
El esposo muy consternado se fue a la casa y se encerró, dejo de ir a trabajar y de salir, nadie mas lo vio, lo único que hacia era analizar, pensar, analizar, mirar y volvía a pensar, llego a la conclusión de el destino estaba escrito y no podía ser cambiado, eso quería decir que no podía revivir a la esposa. Por todos los medios trato de revivir a la esposa hasta hablo con los dioses olvidados para pedirle si podían revivir a la esposa, a lo que los dioses respondieron.
­ No la podemos revivir a tu esposa fallecida.- Contestaron los dioses con aire de superioridad.-
­ ¿Por que no pueden revivirla? - Les reprocho él mortal lleno de inseguridad, en los ojos los dioses notaron que todavía amaba a Ana.- Digo ustedes son dioses, lo pueden hacer todo.
­ Aunque no haya muerto no podríamos hacer nada, por que el destino de Ana estaba escrito y no puede ser alterado bajo ninguna condición.- Explicaron los dioses sintiendo lastima el hombre.-
El hombre que no estaba contento con la respuesta se fue y empezó a experimentar y hacer pruebas de a ver si el destino esta escrito, primero empezó con lo básico, sabia que si soltaba una pelota en el aire se caería, hizo pruebas hasta que si soltaba la pelota en el aire se queda en ese lugar, cambio un poco lo escrito, después se fijo en una planta, sabia que si se la aislaba del agua aire y luz moría, después de un tiempo de intentar con varias platas que sobrevivieran sin luz, agua y aire lo logro, volvió a cambiar otro poco lo escrito, después trato de revivir un pescadito de pecera, probo con antiguos cánticos nórdicos, con rezar así algunos de los santos de la vida, con alquimia y al final de meses de trabajo logro revivir al pescadito mediante el uso de la alquimia y otras ciencias del medio evo, así que después del hacer el experimento con el pescadito decidió que era hora de probar de revivir a la mujer con alquimia y ciencias del medio evo, le fue difícil tardo dos años en revivirla pero lo logro. Entonce decido que iba a visitar a esos dioses que le habían dicho que el destino no se podía cambiar. Cuando llego ante los dioses les dijo.
­ Buenos días.- Dijo el mortal.-
­ Buenos días, ¿Qué te trae otra vez por aquí mortal?- Preguntaron los dioses, algunos de ellos vieron en los ojos de ese simple mortal que estaban llenos sabiduría.-
­ Les venia a decir que logre cambiar el destino.- Contesto él completamente seguro de lo que decía y sentía que los dioses sabia lo que iba a decir pero no le importo.-
­ ¿Y como es eso que lograste cambiar lo escrito?- Contestaron los dioses, ahora los dioses examinaron despectivamente al mortal y los que antes no habían visto esa sabiduria la vieron en ese momento.-
­ Primero hice que una pelota si la soltaba en el aire se quedara en ese lugar y no como dice lo escrito que se debería caer, segundo logre que una planta sin luz, agua y aire viviera, tercero logre revivir a un pescadito y cuarto después de mucho intentarlo logre revivir a mi esposa, que según lo escrito y el destino una vez que alguien muere no puede volver a la vida.- Les explico el mortal con una mirada sombria y sin mostrar en ningun momento sorpresa, lo decia como si fuera algo tan natural como caminar.-
­ ¿Y como sabes que tu destino no era cambiar lo escrito?- Le preguntaron los dioses sin dejarse de asombrar por la respuesta de el mortal.-
El hombre atónito ante esa respuesta pido ver su destino, los dioses que ya sabían la respuesta le entregaron su destino, era un pergamino enrollado, cuando el mortal lo tomo en sus manos lo empezó a romper tranquilamente y sin inmutarse, a lo que los dioses atónitos dijeron.
­ ¿Qué haces humano, porque rompes tu destino, no sabes lo importante que es para ti?- Le preguntaron los dioses.-
A lo que el mortal simplemente respondió.
­ Ven, si mi destino estaba escrito hubieran sabido que no me tenían que dar ese pergamino, con esto vuelvo a demostrar que el destino no esta escrito y que uno puede decidir que hacer con su destino.- Explico el hombre sin inmutarse.-
Los dioses seguían atónitos pero ahora por la respuesta del mortal, el volvió a aprovechar la ocasión y les dijo.
­ Ahí esta acabo de comprobar, otra vez, que el destino no esta escrito, no saben que responder a lo que he dicho y hecho.- Volvió a explicar el mortal.- ¿Entonces que tienen para decir?
Los dioses se miraron y le respondieron.
­ Un mortal nos acaba de enseñar algo que recordaremos por toda la eternidad, el destino no esta escrito, cada ser escribe su destino mientras vive, ahora te preguntamos.- Dijeron los dioses.- ¿Cómo te llamas mortal?
A lo que el mortal respondió simplemente diciendo.
­ Mi nombre es Cranium.- dijo solemnemente el mortal.- Espero que los haya ayudado.
­ Claro que nos fuiste de gran ayuda.- respondieron los dioses.-
Así el simple mortal llamado Cranium se dio media vuelta y se fue.
Los dioses después de mucho pensarlo decidieron que Cranium era un ser superior y como era un ser superior tenia que ser inmortal como ellos para que los guíe y ayude en la tarea de ser dioses.
­ Cranium, después de mucho pensarlo te tenemos una propuesta.- Explicaron los dioses.- Por tu simple lógica y tu verdad tan pura hemos pensado que eras un ser superior, y como eres un ser superior decidimos que deberías ser inmortal como nosotros y ayudarnos en la tarea de ser dioses.-
­ No acepto la propuesta porque soy un simple mortal que estaba enojado con su destino y decido cambiarlo y no un ser superior como ustedes piensan.- Les explico Cranium.- Ahora si no les molesta es mejor que me vaya de aquí porque mi mujer me esta esperando.-
El Simple mortal se dio media vuelta y con una mirada pérdida en algún punto se fue sin decir nada más, los dioses lo ultimo que supieron era que Cranium se fue con Ana a vivir al bosque llamado Burning Woods o mas llamado popularmente Bosques Indios a las afueras de Haven, también se enteraron que Cranium y Ana vivieron cada uno mas de cien años, los dioses supusieron que el mortal había encontrado la forma de poder vivir mas, eso fue todo lo que supieron de ellos.



 Para otorgar puntos debes Iniciar sesión
Usuario:
Contraseña:
 
 Recordarme
 Olvidaste tu contraseña?
 Registrate >>
    Votos: 18
| Puntos: 50




Enviar comentario

mensaje
Para poder enviar tu comentario primero debes estar registrado e Iniciar sesión
Usuario:
Contraseña:
 
 Recordarme
 Olvidaste tu contraseña?
 Registrate >>
Mensaje:     
Por favor ingrese los números de la imágen inferior (*):

Visual CAPTCHA

 
 


Volver Volver | Subir Subir | Imprimir escrito [Imprimir] | Enviar por e-mail [Enviar por email]

Autor
avatar
  • Cranium  bandera
  • Offline
  • 4
    Publicaciones
  • 242
    Puntos
  • 1
    Comentarios



Condiciones de Uso y Publicación
 

ENCUÉNTRANOS     CONTÁCTANOS 

El uso de este sitio web implica la aceptacion de las Condiciones de uso y publicacion de Tuloescribes.com
www.soyaustral.com

Copyright © 2017 – Todos los derechos reservados - Sitio auditado por Google Analytics

diseño de sitios web autoadministrables y responsivos: useweb