¡Anunciá en Tuloescribes!      contacto Contacto      regístrate Registrate       iniciar sesión Iniciar sesión
Usuario:
Contraseña:
 
 Recordarme
 Olvidaste tu contraseña?
 Registrate >>

                    . : Comunidad de Literatura : .



por: autor palabra
Martes 12 de Diciembre de 2017

Cuando un extraño llama

Usuario:
Contraseña:
 
 Recordarme
 Olvidaste tu contraseña?
 Registrate >>
Categoría: Microrrelatos | Fecha: 01/04/2017
Facebook
Bajar escrito en PDF    
Enviar por e-mail    
Imprimir escrito    
Agregar a Mi Biblioteca    


Y con cara de dormida puso su mejor ropa dentro del viejo bolso de cuero, repasó una última vez la lista que había escrito en su pizarra y al comprobar que nada faltaba tiró del cierre y salió de la habitación.
Afuera en la vereda, la caja del auto esperaba pacientemente abierta a que cada bulto de equipaje fuera ubicado dentro de ella. Con dificultad, la niña colocó el suyo junto al resto de las maletas y tras un golpe seco la cerró.
El sonido del motor poniéndose en marcha llegó a los oídos de la pequeña como una canción, de esas que invaden en cada viaje; de esas que traen melancolía. Y en el tiempo que dura un latido, esa música despertó toda clase de pensamientos en su cabeza, movilizó cada recuerdo y la llevó en un viaje de extraña tristeza.
En la boca de la calle al borde de la ruta, tocó a la puerta de su pecho un ser desconocido. La niña le abrió sorprendida: El Presentimiento. Lo hizo pasar y sin pedir permiso, éste se fue haciendo paso a través de los pasillos de su cuerpo, recorriendo cada esquina, cada cuarto, hasta adentrarse en lo profundo de su miedo. Como avisándole. Fue tan solo un instante lo que duró la visita del Presentimiento. Y tal vez fue eso lo que dejó tan preocupada a la pequeña. Pero El Tiempo se encargó de barrer todo el polvo de inquietudes que yacían en su interior.
Pasaron horas y horas de paisajes homogéneos: carretera, pasto, niebla… Y más niebla. En varias ocasiones, El Sueño amagó con invadirla, cerrando por segundos las ventanas del alma, limpia y pura de la niña.
Como de costumbre alcanzaron a uno de los camiones cargueros que se pasean día y noche en la ruta. En esa zona la niebla se hallaba más densa, confusa y cargada que nunca. La atención de la jovencita se desvió de su ventanilla y se posó en el parabrisas, a la vez que sonaban dentro de sí los golpes insistentes de algún visitante. Ella sabía quién era: El Presentimiento había vuelto. El auto se asomó dos veces y al no detectar ningún destello de luz a través de la neblina, se desplazó hasta el carril opuesto. Golpes. La velocidad aumentó para pasar un camión más largo de lo previsto. Más golpes. En medio de la nube dos ojos encendidos miraban fijo a la pequeña. Ruido de ventana que se rompe. El par de ojos se acercaba amenazadoramente rápido. Pasos apresurados. El auto viró dos veces con violencia. El pestillo de una habitación girando. Tan cerca; un grito. Tan cerca. Silencio.
La niña solo oía ahora un grito lejano, pero que se acercaba. Cada vez más fuerte. Deseaba que quien estuviera provocando tal estruendo se callara. Era la peor pesadilla que había tenido en su vida. La pequeña abrió los ojos en busca de alivio y con desespero se dio cuenta de que el ensordecedor sonido que escuchaba venía de lo profundo de su ser; de una de las habitaciones más oscuras. De esas que solo son abiertas para ventilar. El Miedo la estaba llamando a gritos. Trató de silenciarlo, con gruesas lagrimas escurriéndose por la delicadeza de su piel, mientras que sus ojos asustados miraban en todas direcciones en busca de alguien que la despertara de una buena vez. Aquello no era real. Las ventanas del alma de sus padres estaban quietas, la habitación de sus pechos no se movía, y algo raro de su postura le comunicaba a la inocente criatura que la casa de esos seres no funcionaba.
Alguien la sacó de un auto que ya no era auto, dejando atrás a una niña y convirtiéndose en otra y sumiéndose en la profundidad de una niebla que solo le trajo recuerdos de insignificantes cosas; de esas que despiertan la culpa.


 Para otorgar puntos debes Iniciar sesión
Usuario:
Contraseña:
 
 Recordarme
 Olvidaste tu contraseña?
 Registrate >>
    Votos: 2
| Puntos: 10




Enviar comentario

mensaje
Para poder enviar tu comentario primero debes estar registrado e Iniciar sesión
Usuario:
Contraseña:
 
 Recordarme
 Olvidaste tu contraseña?
 Registrate >>
Mensaje:     
Por favor ingrese los números de la imágen inferior (*):

Visual CAPTCHA

 
 

Comentarios:

avatar dami_el10 bandera - Fecha: 06/04/2017, 23:58 hsme gusta (27)   no me gusta (35)

Muy lindo Malena. Profundo. Si me permitís una observación constructiva... revisá el "De esas que...". Solo eso. Me gustó mucho.
avatar Yas191 bandera - Fecha: 03/04/2017, 21:05 hsme gusta (36)   no me gusta (38)

Interesante me gusto mucho tu lectura


Volver Volver | Subir Subir | Imprimir escrito [Imprimir] | Enviar por e-mail [Enviar por email]

Autor
avatar
  • Malena  bandera
  • Offline Mujer 
  • 2
    Publicaciones
  • 24
    Puntos
  • 1
    Comentarios



Condiciones de Uso y Publicación
 

ENCUÉNTRANOS     CONTÁCTANOS 

El uso de este sitio web implica la aceptacion de las Condiciones de uso y publicacion de Tuloescribes.com
www.soyaustral.com

Copyright © 2017 – Todos los derechos reservados - Sitio auditado por Google Analytics

diseño de sitios web autoadministrables y responsivos: useweb